Campions de l'Spanish Bowl



A las 9.30 sonaría la bocina inicial, pero el primer partido no comenzaría bien. Hubo poco tiempo para calentar y preparar el encuentro ante los asturianos de Madbulls, y eso se notó en una primera parte llena de errores e imprecisiones en ambos lados de la cancha, llegando al descanso por debajo en el marcador. Pero los tres minutos de descanso sirvieron de acicate al conjunto, que se colocó el traje de campeón y se disparó a lomos de su defensa hasta el 55-7 final.


Con el reultado ante Madbulls, la temporada de Pagesos Flag Open hasta ese momento sumaba 30 victorias por ninguna derrota en partidos oficiales, pero llegaba una gran piedra de toque: los vigentes campeones de España, Valencia Firebats. En un partido de poder a poder, los dos rivales de la pasada final del campeonato luchaban hasta la extenuación por alzarse con el triunfo, que los de Barcelona tuvieron a su mano, pero acabarían imponiéndose los valencianos en un último drive que manejaron de manera solvente, por 33-35.

Duro varapalo para el equipo, pero con las mismas opciones de meterse en la lucha por el título, pero llegaba el momento de enfrentarse a unos viejos conocidos: Gran Canaria Atlantic Devils, con quien Pagesos se ha medido en todas las Spanish Bowls que ha jugado. Los canarios complicaron mucho la vida a los nuestros gracias a su estilo de juego vistoso y diferente, pero tras los ajustes necesarios, el triunfo se iría para Barcelona por 37-27.

La sesión de tarde comenzaría con el último enfrentamiento de la primera fase, en el que era necesario ganar para asegurarse el pase al play off final, y Pagesos se impuso de manera solvente en el derbi ante Barcelona Uroloki por 19-38.


El cuadrante de primera fase se reducía a cuatro rivales que se lo jugarían todo en unas semifinales que enfrentarían a Valencia Firbats con Camioneros de Coslada y Barcelona Pagesos con Madrid Capitals. Cuatro conjuntos a los que ya solo les valía la victoria.


Bajo las gotas de agua, Pagesos hizo gala de su fortaleza defensiva y mental para imponerse en el marcador final por 12 a 19, mientras que Camioneros se demostró muy superior a Firebats con 27-41 en el marcador. Todo el trabajo del año conducía directamente a este momento, y la lluvia pasó a ser tormenta para que todo resultase más épico aún. A las 21 horas, ya con los focos encendidos, un aguacero imponente y un campo en el que era muy complicado mantenerse en pie, los Barcelona Pagesos buscaban mejorar el subcampeonato de la edición de 2017 y lo harían ante un grandísimo equipo como Camioneros.


Con el campo impracticable y el balón resbaladizo, los pases se hacían casi imposibles y las defensas tomaban protagonismo desde el principio. Una escapada de Marc Minyana mediada la primera parte acercaba a Pagesos a las puertas del TD, y dos jugadas después sería una carrera de Alejandro De Haro la que lo traería. En un partido así una conversión podía ser crucial, y tras un pase de Teo Polanco, el propio Minyana realizaba un escorzo para poder romper el plano a la altura del pilón derecho y colocar el 7-0 en el marcador.


En el siguiente drive Camioneros iría avanzando sin prisa pero sin pausa, hasta llegar a la yarda 5 del territorio barcelonés. Intentarían un pase a la endzone, y ahí emergería la figura de Carlos López para interceptar el balón en una jugada agridulce, pues el hispanovenezolano se lesionaría en una mala caída. Sensible baja para una defensa pagesa que provocaría que Alejandro De Haro tuviera que doblar a partir de ese momento, combinando funciones con el ataque.


Al descanso se llegaba con ese 7-0 en el marcador, y la reanudación comenzaría con un jarro de agua fría, ya que en uno de los primeros pases del drive inicial Camioneros haría una intercepción cerca de la zona de anotación pagesa, y tras dos situaciones no desperdiciarían la situación y colocarían 6 puntos en el marcador. Como decíamos, el punto extra podía ser crucial, y ahí fue Alejandro Cuesta el que se lanzaría para tapar un pase al centro y enviar la bola al suelo: 7-6 y 20 minutos por jugar.


A falta de dos minutos Barcelona Pagesos recupera el balón y solo necesita alcanzar el primer down para asegurarse la victoria, pero un pase recibido en cuarta oportunidad por Minyana los árbitros lo entienden como incompleto, lo que dejaría una última oportunidad con 48 segundos para Camioneros. Los de Coslada avanzaban pudiendo parar el reloj al salirse por las bandas, y con menos de 20 segundos intentarían ir a la endzone.


En un primer pase, Alejandro de Haro lo agarra, pero dadas las circunstancias meteorológicas no puede atenazarlo y lo pierde antes de caer, no consiguiendo así la intercepción y dejando una última opción a los madrileños. Las espaldas en todo lo alto, los corazones en un puño, 8 segundos, snap al quaterback, que se la cede nuevamente al center camionero en el lateral para que decida si correr o pasar. Busca a un hombre desmarcado en la endzone, lo encuentra en un lateral, lanza, y vuelve a emerger la figura de De Haro, a la postre elegido MVP del campeonato, para evitar que el receptor pueda hacerse con el balón. Pitido final, Barcelona Pagesos es campeón de España, triplete conseguido. A veces, los sueños se hacen realidad, pero siempre gracias al trabajo y a la determinación. Y de eso, no falta en este club.

178 views

© 2020 Barcelona Pagesos